Relatos, narraciones, cuentos, historias. Nunca supe la diferencia.

sábado, 7 de julio de 2012

Oblivion


¿Qué se ha hecho de tus ojos tímidos
Tus dedos tibios, tus palabras fugaces?
La luz de tu pecho se descompone en haces
Que arrancan tinieblas de mi sueño limpio;
Entre hebra y hebra he corroído el tejido
Que hacía de manta en nuestras noches frías.

De todos los sitios, he muerto en los mares
Y de todas las bocas, besé la más leve.
Cuando el Sol se fundió con la nieve
Y la Luna durmió su ojo blanco,
Yo me vestí de silencio, y en el encanto
De llorar tu risa perenne,
Morí bajo el frágil peso de tus manos.

Si llegara el alba nuevamente,
Las risas de plata alumbrarían mi mente
Y los soles de abril harían tibio mi llanto,
Pero la noche sigue, y tal es su espanto
Que cubre de escarnio esta pena mía:
Que la suma de aquellos, nuestros días,
Se acerque cada día más al olvido.

1 ideas compartidas:

M dijo...

Precioso.

Publicar un comentario

 
Copyright ©  .
Blogger Theme by BloggerThemes | Theme designed by Jakothan Sponsored by Internet Entrepreneur